Esta es una nota que salio publicada hoy en el diario "La Capital" y me llamo bastante la atención.......
Aca se las dejo:


La Municipalidad censó a los 17 mil alumnos de las 247 escuelas de Rosario
El 16% de los chicos de primer año de la EGB presenta baja estatura
El retardo en el crecimiento está relacionado con una mala alimentación. La zona oeste es la más crítica

Carina Bazzoni / La Capital

El 16,4% de los chicos que cursan el primer año de la EGB en Rosario tiene una talla inferior a la normal. Y la situación se agrava en la zona oeste donde la cifra trepa al 19,9%. El dato no es menor si se considera que estos chicos no son sólo bajitos, sino que presentan un retardo en su crecimiento, generalmente vinculado a una mala alimentación. Sin embargo, y a pesar de la agudización de la pobreza que se produjo en los últimos años, estos valores no reflejaron cambios bruscos si se los compara con trabajos de 1997, cuando el 15,7% de los alumnos rosarinos de primer grado mostraron un déficit de estatura.

Este es el resultado del tercer censo de talla de escolares que se presentó ayer en la Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad. El trabajo se llevó a cabo en 17.331 alumnos de primer año de la EGB en las 247 escuelas de la ciudad. Para evaluar el estado nutricional del niño se consideraron los indicadores recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así, el 10,3% de los alumnos rosarinos de primer grado mostró una talla baja, mientras que el 6,1% fue considerado muy bajo. ¿Pero qué significa que un chico tenga una talla inferior a la normal? Para los médicos, la estatura no es sólo un hecho biológico, sino social donde entran a jugar condiciones de vida, factores socioeconómicos y ambientales.

"Tener talla baja para la edad significa que un niño ha estado más de un año con peso bajo -explicó la directora de Epidemiología del municipio, Mónica Liborio- ya que después de pasar un año con peso bajo comienza a disminuir su talla. La estatura es algo poco sensible a los factores ambientales y tiene que existir una alta presión para que la talla no siga creciendo".

Y en este estudio se refleja claramente cómo las diferencias socioeconómicas determinan la talla de los chicos y cómo las políticas públicas pueden actuar para amortiguar estos factores.

Por ejemplo, entre los alumnos de escuelas públicas el porcentaje de chicos con déficit de estatura es del 19,1% y en las privadas cae al 11,7%. La distribución geográfica de las escuelas también marca diferencias. Mientras que en el centro 9 de cada 10 chicos presentan una altura normal, en las zonas norte, noroeste y sudoeste los porcentajes se reducen entre el 82,6% y el 82%. Y esta relación cae drásticamente en el oeste, donde 8 de cada 10 chicos tienen una estatura normal. Sin embargo, la performance de la zona sur se acerca a la del centro de la ciudad (86,5%), inclusive superando la media de Rosario (83,6%).

"Hace cinco años, en la zona sur los valores de chicos con baja talla eran superiores. Sin embargo, allí se instalaron los primeros Centros Crecer que desarrollaron una importante política tanto de asistencia social como sanitaria que, evidentemente, arrojaron respuestas", sostuvo Liborio.

Pero la disminución en la talla no es la única consecuencia del déficit nutricional que se refleja también en el rendimiento intelectual y la posibilidad de dar respuesta a las exigencias del sistema educativo.

En este sentido, se pudo observar diferencias significativas en la talla que presentaron los alumnos que habían repetido y quienes cursaban el mismo grado por primera vez. Un cuarto de los alumnos repitentes presentó déficit estatural, en cambio entre quienes no habían repetido el grado el porcentaje fue de 15,2%.

link:
Registrarse Inicia sesión