Rosh Hashaná: recetas para festejar el año nuevo judío y Shaná tová para ellos

      • 3,568
      • mensajes
      • miembro desde
      • 16/04/03
    #1 Rosh Hashaná: recetas para festejar el año nuevo judío y Shaná tová para ellos

    Shaná tová para todos nuestros amigos de la colectividad judía!!!! (perdón si está mal escrito, corríjanme tranquilos)
    Hoy es un día especial para ellos, y recordé las veces que pude disfrutar junto a mis amigas de la Facu de la colectividad esta hermosa ceremonia, plagada de tradiciones y emociones.
    Recuerdo en particular un pan de pescado único!!! que hacía la mamá de mi amiga Silvia, que me fascinaba, me entraron nostalgias y no quise dejar pasar la fecha sin homenajearlos con algunas recetas y traerles alguna información para compartir.
    En cuanto a las recetas, elegí el pescado en honor a la mamá de mi amiga, pero también les traje algunas otras, y me encantaría que nuestros usuarios pudieran aportar con recetas típicas de la cocina judía, ya que no tenemos mucho por ahora en el foro...

    Pero antes de ir a eso me encantaría postearle algo que me parecio muy emocionante, sobre el símbolo del año nuevo judío, las tradiciones y la mesa... como en casi todas las culturas, la gastronomía cobra un lugar importante, pues donde sino congregar almas ávidas de felicidad sino en la mesa del hogar?

    Bueno, me dejo de cháchara ...


    La mesa de Rosh Hashaná:

    Los símbolos tienen significado real. La cultura judía no escapa a esta premisa, y por contrario, la nutre, la consolida, la difunde...
    Es por ello que en ese día tán especial, en la mesa del hogar judío encontraremos servidos alimentos simbólicos de Rosh Hashaná, para que representen el buen año que esperan merecer. Estos alimentos simbólicos y las plegarias que les acompañan abren la cena festiva la primera noche de Rosh Hashaná.
    En las comunidades sefarditas, se les repite la segunda noche.
    La tradición indica que el rito está colmado de emociones... después de todo el año nuevo judío trae para su pueblo las esperanzas de un año mejor, humanizando los deseos que en ese aspecto, compartimos todos los seres humanos.

    Algunas tradiciones son:

    · Mojar la porción de jala usada para Ha-Motzi en miel - si uno no tiene miel, se usa azúcar. Algunos usan tanto sal como miel. Después de comer la jala, se toma una tajada de manzana dulce y se moja en miel. Se recita la bendición de Borei Peri ha-Etz, se come la manzana, y luego se dice la siguiente plegaria: "Que sea tu voluntad renovarnos un año dulce y bueno."
    También se acostumbra comer diferentes vegetales sobre los que se recitan las plegarias correspondientes, incorporando los sonidos de sus nombres arameos. Algunos de estos son:
    silki [remolachas] - que sugiere el significado de la palabra "eliminar." De ahí viene: " Que tus enemigos sean eliminados."
    kartii [puerros] - que sugiere el significado de la palabra "reducir." De ahí viene: "Que tus enemigos sean reducidos."
    kara [calabaza] - que sugiere el significado de la palabra "leer." De ahí viene: "Que nuestros méritos sean leídos ante ti."
    tamri [dátiles] - que sugiere el significado de la palabra "consumir." De ahí viene: " Que tus enemigos sean consumidos."
    Obviamente estos alimentos deben ser sabrosos por sí solos, no amargos o agrios.
    · También se acostumbra comer una granada y decir, "Que nuestros méritos sean tan abundantes como las semillas de una granada."
    · Algunos siguen la costumbre de comer la cabeza de un pescado, y decir: "Que sea Tu voluntad que seamos la cabeza y no la cola." Algunos especificamente comen pescado como símbolo de bendición.
    Todos estos alimentos sirven para recordarle al hombre que está siendo juzgado y para impulsarlo a arrepentirse. Es sumamente importante evitar enojarse en este día. Aunque los Sabios enfatizaron que uno debe evitar enojarse durante todo el año, es especialmente importante que uno evite hacerlo en Rosh Hashaná. En vez de eso, uno debe vestirse en la alegría de D-os y llenar su corazón con buena voluntad y amor, de manera que su comportamiento también sea una señal favorable.
    · Se acostumbra no comer nueces en Rosh Hashaná, o alimentos similares que aumentan flemas y podrían afectar nuestra concentración al rezar. Algunos mantienen que la costumbre de no comer nueces se basa en el hecho de que la gematria [valor numérico de las letras en hebreo] de egoz - nuez - es equivalente al de jet - pecado, y hacemos todo lo que podemos para evitar cualquier sugerencia de pecado en Rosh Hashaná.
    Los comentaristas posteriores explicaron que participamos de estos alimentos simbólicos en la noche de Rosh Hashaná porque durante el día no nos preocupamos con peticiones materiales, ya que las plegarias ofrecidas se dirigen a expresar nuestro reconocimiento de la soberanía de D-os. Sin embargo, aunque rezamos que el dominio de D-os sea reconocido por todos, la satisfacción de nuestras necesidades materiales también cumple un papel al permitirnos ocuparnos de las inquietudes del Cielo. Así, es apropiado que aludamos a estas necesidades físicas por medio del uso de símbolos.

    El Segundo Día de Rosh Hashaná
    La observancia y el orden de la plegaria para el segundo día de Rosh Hashaná son los mismos que para el primer día, con la excepción de la lectura de la Torá y la haftarah. Al hacer Kiddush en la noje del segundo día, se acostumbra tener una nueva fruta en la mesa o usar un artículo de vestir nuevo, que requiera la bendición de She-hejeyanu.
    Y cuando alguien dice She-hejeianu durante el Kidush, su intención debe extenderse simultáneamente a la nueva fruta o prenda así como a la santidad del día, ya que hay duda de si la inclusión de She-hejeyanu en el Kiddush es obligatoria para la segunda noje. Las mujeres también siguen esta práctica durante el encendido de las velas en la segunda noje.
    Si no hay disponible una nueva prenda o fruta, la mayoría de las autoridades dictaminan que todavía debe decirse She-hejeianu en el encendido de las velas [en el caso de las mujeres] y Kidush [en el caso de los hombres].
    Fuente: Registrarse Inicia sesión

    Realmente es una ceremonia hermosa, llena de tradiciones y creencias que conmueven más allá de los credos...

    Bueno y ahora si... a cocinar!!!!!!!
    Yo elegí como entrada una receta clásica: Beiguelej
    Aunque suene raro, más de uno seguro alguna vez lo probó, son una delicia de la cocina judía. Los ingredientes que necesitamos son los siguientes:

    Para la masa:
    ¾ kg. De harina
    ¼ litro de agua tibia
    3 cucharadas de aceite
    1 cucharadita de sal

    Para el relleno:
    ½ kg. De queso blanco
    2 huevos
    sal y pimienta a gusto
    1 cebolla picada

    Además:
    5-6 cucharadas de aceite

    Preparación: Se trata de algo muy sencillo, pues basta unir todos los ingredientes a fin de lograr una masa, trabajnandola con las manos hasta que quede compacta y lisa. Cuando logramso esa consistencia, formamos un bollo y la ponemos a reposar en un lugar más bien tibiotapada con un repasador o cubierta para que mantenga el calor, durante mas o menos 1 hora.
    Cuando la masa está lista, se divide en 5 partes iguales, que representan las 5 puntas de la estrella de david, y estiramos bien cada parte, hasta obtener una masa delgada y la ponemos sobre un repasador enharinado. cuando eso esta lisro, pasamos a preparar el relleno, mezclando el queso blanco con los huevos, sal y pimienta agregándole, si se desea, una cebolla previamente picada y dorada en aceite.
    Ahora tenemos que armarlas. Ponemos en una orilla de la masa estirada, una porción de la preparación de queso.
    Levantamos de un lado el repasador y lo sacudimos levemente para enrollar la masa con el queso de modo que se forme un arrollado, tal como se hacer con el
    shtrudl.
    Cortar pedazos de 10 a 12 cm. de largo y darles forma de “S” o simplemente
    forma de caracol, cuidando de que en las puntas no salga el relleno.
    Pintar los beiguelej con aceite y colocarlos bien juntos en una asadera aceitada.
    Cocinarlos en horno a calor moderado durante 1 hora mas o menos.

    Ahora el plato principal que elegí: Gefilte fish

    Bueno según mi amiga, hay muchas formas de preparar este plato, y seguro cada madre judía dira que la suya es la receta. Lo cierto es que es un plato típico de la cocina judía, y muy apetitoso por cierto. Muchos discuten cual es el pescado indicado, algunos hablan de anchoa, otros dicen trucha, y los más flexibles sostienen que el pescado que se consiga estará bien, pero en general se menciona boga, anchoa, trucha, dorado. Se necesita un pescado de 2 kilos mas o menos, o un poco más.
    Un poquito de historia de éste plato: según cuentan, nació de la extrema pobreza. En la Europa central de entonces, las mujeres, jefas de hogar de las familias judías, iban a los mercados a última hora, aprovechando el remate de lo que quedaba o recogiendo descartes o trocitos de a bajísimo costo o simplemente regalados. Así que estos pequeños pedazos de pescado aislados de las espinas y piel, la cuales no se tiraban y veremos porqué, enriquecidos con la sempiterna cebolla, huevos, pan rallado y especias hicieron un plato de gala, infaltable en el Pésaj y otras festividades del calendario judío. Hay innumerables maneras de hacer este plato, preparadas en cacerola o al horno.
    Les voy a poner dos recetas que encontré, la primera me la enviaron de una comunidad hebrea.

    Ingredientes
    2 kilos de lisa o dorado o boga
    ½ kilo de filete de merluza
    2 huevos
    3 cebollas grandes
    2 cucharadas de sal
    4-5 cucharadas de azúcar
    1 cucharadita de pimienta blanca
    2 cucharaditas de nueces picadas Preparación

    Preparación:
    Elegir un pescado grande, descamarlo y lavar bien.
    Córtalo en tajadas de 3-4 cm. De espesor.
    Sacar cuidadosamente la mayor parte de la carne sin dañar la piel y dejando el espinazo en el medio.
    Pasar la carne sacada, junto con el filete de merluza y 1 cebolla por la
    maquina de picar.
    En una cacerola ancha hervir poca agua con las cebollas cortadas en
    rebanadas, sal, azúcar y pimienta a gusto.
    Rellenar las tajadas de pescado con la precitada mezcla e introducirlas en la cacerola, agregando mas agua caliente hasta cubrí las tajadas.
    Hervir lentamente durante 2 – 3 horas con la cacerola tapada. Retirar del fuego y sacar las tajadas con una espumadera.
    Disponer sobre una fuente y agregar un poco de la salsa, dejando por
    separado el resto de la misma.
    Enfriar todo.
    Servir la fuente de pescado y aparte la salsa gelatinada que se solidificara por si misma.

    Segunda receta: Se trata de una forma quizás más fácil y más argentina de prepararla, pero igual de rica. Bah, a quien haya probado este plato seguro le encantó. Lo que me gusta de ésta variante es la salcita de anchoas

    Ingredientes: 1 pescado grande y fresco, 2 pancitos remojados en agua, vino blanco o leche, 3 huevos, una cebolla mediana finamente picadas, sal, pimienta, nuez moscada. Manteca y pan rallado a disposición.

    Preparación: Limpiar y lavar bien el pescado, cortarloy abrirlo por la parte dorsal. se sala y se deja reposar por una hora mas o menos en heladera para afirmar la carne. Luego con la punta de un cuchillo filoso, se saca los dos lomos cuidando que la piel quede unida a la cabeza y cola; sacar las espinas y reservarlas. Siempre con el mismo chuchillo pique la carne y póngala en un bol agregando los pancitos remojados, los huevos apenas batidos y la cebolla cortadas finas. Agregar una rodaja o porción de manteca derretida, sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Con un tenedor una todo los ingredientes, agregando pan rallado si lo necesitara. (Les cuento que la mama de mi amiga lograba una consistencia casi de procesadora, como un pan, asi que podríamos usar la procesadora, aunque no se si se permite en la tradición judía).
    Con esta masa rellene la piel del pescado intentando dar la forma original. Luego de relleanr se coce con aguja e hilolas partes abiertas. se unta con aceite y se espolvorea con pan rallado. Enmantecar una fuente alargada, colocando en ella el pescado listo junto con las espinas que habíamos separado y un poco de agua. Ponemos todo al horno a temperatura de 180ºC durante una hora hasta que se dore, agregando agua de a poco para formar una salsita de fondo. (fondo de pescado, que se tornará un poquitin gelatinoso).
    Luego, sacamos el pescado cuidando que no se desarme yse coloca en una fuente, se reitra el hilo tratando de no dañar el pescado, retirando el fondo o salcita que se formó.
    Con ese "fondo" que tendrá la consistencia de una salsita, la colamos bien para retirar las espinas, y preparamso una salcita de anchoas con filetes de anchoitas en aceite, mas o menos 1 paquete casi de manteca (chico, 100 gr), una cuccharada de harina, 1/2 limón exprimido, 2 yemas. nuez moscada, 25 gramos de alcaparras. Deshacemos las anchoas con el fondo de pescado a baño maría (podriamos procesarlo)Batimos todo bien hasta formar una mezcla homogenea. Ponemos la manteca en una sarten, le agregamos la harina hasta que se tueste, luego la mezcla de las anchoas, el resto de los ingredientes como la nuez moscada rallada a gusto y el jugo de limón. cocinamos un poco revolviendo, yluego, agregue las alcaparras y las yemas. Revuelva unos instantes sin dejar hervir y listo, se puede servir caliente o al tiempo (natural)


    Bueno amigos, no soy una experta, pero ojala les guste, y me encantaría aprender más asi que bienvenidas las recetas de la cocina judía y de nuevo Shanna tová a todos nuestros usuarios y visitantes de la colectividad!!!!

    Saludos,
  1. ¿Este tema te pareció interesante? Compártelo!

    ¿No es lo que buscabas? Intenta buscar un tema similar

    3 comentarios / 125813 Visitas

      • 1,620
      • mensajes
      • miembro desde
      • 03/12/02
    16/09/2004
    #2 Rosh Hashaná

    Bueno, estuve buscando yo también un poco de info al respecto ya que mucho mucho no sabía (aunque creo que en Humanidades hay un thread del año pasado al respecto)

    ROSH HASHANÁ, junto con IOM KIPUR (Día del Perdón), forma en la tradición judía una unidad, llamada IAMIM NORAIM (FIESTAS AUSTERAS). Son días de arrepentimiento e introspección, de balance de los actos y acciones realizadas, de plegaria y sensibilidad especiales. Lo demás lo explicó bien Lumen, asique no quería aburrir, con lo que puso ella, creo que está más que bien. Si alguien lo celebra estaría buenísimo que nos cuenten cómo lo festejan en sus casas, qué acotumbran comer, etc.


    Bueno, para toda la colectividad judía, shaná tová umetuká. Que tengan un 5765 lleno de paz.


    Jalá


    Ingredientes

    1 kg. de harina
    ½ taza de agua tibia
    25 grs. De levadura fresca
    1 cucharadita de azúcar
    2 huevos
    1 cucharadita de sal
    ½ taza de aceite de maíz
    ¼ taza de azúcar


    Preparación:


    En un recipiente pequeño, ponemos el agua tibia con la cucharadita de azúcar y la levadura fresca, trozadita. Revolvemos con una cuchara, hasta que la levadura se disuelva bien. Dejamos así hasta que la levadura se despierta y se espuma toda la superficie del agua.
    Ponemos en un bol grande, en forma de corona la harina, menos ½ taza que
    reservamos para amasar.
    En el medio volcamos el agua tibia con la levadura espumada. Le acercamos de a poco harina, hasta formar un "pancito" bien tiernito. Dejamos descansar ½ hora, así empieza a "trabajar" la levadura.
    Agregamos luego los huevos batidos con un tenedor, 1 cucharadita de sal, aceite y azúcar. Mezclamos con toda la harina agregando agua tibia de a poquito, mientras absorba.
    Formamos una masa blanda y elástica y procedemos a amasarla sobre la mesa, con ambas manos.
    Volvemos la masa al bol, la tapamos con un pañito y la dejamos en un lugar tibio durante 1 hora, para que leude. Cuando vemos que se agranda al doble de su tamaño original, tomamos la mitad de la masa, volvemos a amasarla muy poco, solamente para quitarle el aire que se formo dentro.
    Trabajando así la masa, la dividimos en dos partes primero y luego en tres partes cada una y formamos un cilindro de aproximadamente 2 cm. de diámetro, con cada uno. Unimos los tres cilindros en un extremo, trenzamos y juntamos formando el final.
    Procedemos igual con la otra mitad de la masa, formando dos jalot.
    Aceitamos apenas una placa de horno y colocamos las jalot. Las dejamos descansar 15 minutos, mojamos la superficie con agua, solamente pasando la mano mojada y cocinamos en horno moderado, hasta que se cocinan y empiezan a dorarse. Las retiramos, pintamos con yema diluida en agua y volvemos a poner en el horno, hasta que terminen de dorarse bien parejas y comprobemos que están completamente cocinadas.
    El mejor control de cocción que se conoce, es darlas vuelta sobre una mano y golpear suavemente con un puño cerrado. El ruido a "hueco" nos dará la pauta de que están a punto. Cuidado de no quemarse, nada mas.

      • 1,620
      • mensajes
      • miembro desde
      • 03/12/02
    16/09/2004
    #3 Rosh Hashaná
    Leicaj de miel


    Ingredientes

    2 huevos
    1 taza de azúcar
    1/2 vaso de cafe cargado, tibio
    3 clavos de olor
    1/2 vaso de aceite
    1 vaso de miel
    1/2 kilo de harina
    2 cucharaditas de polvo de hornear
    1/2 cucharadita de bicarbonato
    jugo y ralladura de 1/2 limón
    nueces picadas a gusto
    Preparación

    Preparar el café cargado, con tres clavos de olor en el agua (que quedan en el colador). Mezclar los huevos con el azúcar, la miel, el café, el aceite, el jugo y la ralladura de limón. Tamizar la harina con el polvo de hornear y el bicarbonato y agregarla a la mezcla batiendo bien. Incorporar las nueces pasadas por harina. Poner la masa en una asadera aceitada y enharinada y poner a horno fuerte durante 5 minutos, bajar a medio y luego a suave. Cocinar durante 50 minutos mirando de que no se queme.
      • 697
      • mensajes
      • miembro desde
      • 26/04/03
    16/09/2004
    #4 Re: Rosh Hashaná: recetas para festejar el año nuevo judío y Shaná tová para ellos

    Shana Tova.... Muy buenas recetas pero lo que comi anoche en la casa de la BOBE no tiene nombre.... salimos todos rodando!!!


    Saludos y gracias!

IR ARRIBA