Reiterando mi profundo respeto a los hermanos españoles:Carta de una gallega a su hijo



Querido Hijo Manolito:



Te escribo esta carta para que sepas que estoy viva. Te estoy escribiendo despacio, ya que tú no puedes leer muy rápido. Tu padre se ha conseguido un trabajo muy bueno. Tiene 500 personas debajo de él, cuida el cementerio del pueblo. Sigue teniendo muchas ganas de

beber leche fría, pero todavía no hemos podido meter la vaca en la nevera.

Cuando vengas por aquí, no vas a reconocer la casa. Nos hemos mudao. No puedo darte todavía la nueva dirección, porque los que vivían antes se han llevado los números para no dar cambio de domicilio. La nueva casa vino equipada con un lavarropas, pero no funciona muy bien, puse dos camisas el sábado pasao, tiré de la cadena y no las he vuelto a ver más.

A tu tía Paca le ha aparecido un problema al revés del mío, cuando toma café no puede dormir, yo cuando duermo no puedo tomar café.

Tu padrino el Manolo, se ha muerto ahogao en la destilería donde trabajaba. Que se ha caído en el tanque de brandy, varios compañeros intentaron salvarlo, pero luchó violentamente contra ellos. Cuando lo cremamos, tardó días en apagarse el fuego.

Que me he puesto mala y he ido al doctor. Me ha recetao 4 pastillas, dos antes de dormirme y dos antes de despertarme. Con las dos primeras no tengo problema, pero con las otras dos siempre me despierto sin tomármelas.

Además me ha recetado supositorios. El primero lo he tomado con un vaso de agua, pero la tía Pepa que es más despabilada me explicó cómo se ponen. Tu padre me ha colocao uno sin ponerse las gafas, y en lugar del supositorio me ha colocao una barra de desodorante.

Durante tres días, cada vez que me he tirao un pedo, se perfumaba la habitación con aroma a lavanda.

Para despedirme, te cuento que hemos cobrado el burro que vendimos el año pasao. Nos han dao un cheque, en el banco le han dicho a tu padre que lo endose, y lo hemos llenao de doces por todos lados.

Además dijo el cajero que lo firme por detrás. Le llevó tres días firmarlo por la espalda.



Te quiere, tu madre. (La que te parió.)



P.D.: Te iba a mandar 1000 duros, pero había cerrao el sobre