Qué tal. Perdón por obviar los pasos acostumbrados en el foro, la verdad es que necesito saber esto con urgencia y no puedo presentarme de momento y esas cosas (prometo hacerlo, lo prometo).

El tema es el siguiente:

Año 2010, 14 de marzo, mi viejo fallece culpa de una hemorragia cerebral qué lo tuvo en coma 15 días. Mi vieja no vive conmigo, ella está casada y vive en Gualeguaychú (La veo con poca frecuencia), y prácticamente quedé sólo, a cargo de mi vida y mi casa (con todo lo que eso implica).

La cuestión es qué el pasado 3 de abril cumplí 20 años, ya excedí los 18 qué limitan mi mayoría de edad, por lo que, según la página de la ansés, no tengo derecho a una pensión por haber fallecido mi papá. Actualmente estoy estudiando, voy por 1º de filosofía en la uba, tengo un par de changas y enganché un laburito en negro, pero como sabrán los mas experimentados en la vida, con $1000 para mantener una casa, comida, dos mascotas, estudiar y VIVIR lo mínimo y necesario no alcanza.


Como habrán deducido, mi vieja está divorciada de mi viejo, hace apróx. 8 años. Mi viejo tenía 46 años a su muerte, estaba en actividad laboral todavía y lejos de jubilarse. Por si sirve de algo, mi viejo no tenía una póliza de seguro, sólo la del trabajo (era vigilador) y eso ya está lo bastante complicado, pero va por su ruta, tanto la indemnización como el seguro de vida (mínimo, pero es lo que hay).


Resumiendo, lo que quiero saber, es si a pesar de ser mayor de 18 existe alguna forma de recibir una pensión, por el simple hecho de seguir estudiando o, andá a saber, alguna de esas cosas, la verdad es que estoy viviendo tiempos jodidos.


Y por último, quiero aclarar una cosa: No planeo vivir del estado, hace dos meses que me estoy rompiendo el orto con dos laburos qué apenas me dejan estudiar, estoy dándole duro a la facultad, y no es que quiera vivir de arriba. Sólo quiero saber si me corresponde algún tipo de subsidio o pensión, porque tengo que hacerme cargo de muchas cosas desde que pasó esto.


En fin, muchas gracias a quien pueda contestar, un abrazo.