El amigo Juancho

      • 730
      • mensajes
      • miembro desde
      • 01/08/08
    #1 El amigo Juancho

    No es nuevo, pero me tropecé con él, y en esta página no lo tengo registrado, así que lo mando, aunque sea un típico cuento de abuelita. ¡Hoy es mi cumple, además! 78 por si no lo saben, y me permito ciertos moñitos de seda. OJO QUE LA HISTORIA ES CIERTA!!!!


    JUANCHO

    Cuando subí al taxi y me senté, lo vi a Juancho parado en el filo de mi ataché, junto al cierre. No quise espantarlo y ahí se quedó todo el viaje. Me acompañó al centro, y volvió conmigo a la noche. Lo acerqué a una planta, pegó el saltito y se quedó sobre una hoja de potus.
    Cantó toda la noche.

    Lo sentí como algo mágico. Yo había estado muy enojada pidiéndole pruebas a Dios acerca de aquello de "Pedid y se os dará". Rezongaba que si es cierto, ya me podías estar enviando un milagro, con tantos milagros que hay por ahí, y yo ni uno, o es que otros tienen coronita, y que yo quien soy después de todo, y por qué tiene que pasarnos esto y aquello, y por qué pasa el tiempo y no se nos resuelve lo otro.
    Y como siempre ocurre en estas cosas, cuando las dificultades son muchas, uno termina entrompado con el que tiene más a mano: yo con Alberto, Alberto conmigo, y ufa que las dificultades parece que se nos pegan, y si no levantás la comisura de los labios un poco, parece que estuvieras atrayendo los problemas.

    El pobre Dios debe haberse hartado de escucharme protestar, reclamándole cosas en las que él no tenía nada que ver.

    No supe cómo vino a parar Juancho a mi portafolios. No sé si fue en la vereda o si estaba dentro del taxi.

    Al día siguiente Alberto estaba tomando mate sentado en la cocina, y me mostraba asombrado ese grillo que parecía estar muy cómodo sobre su zapatilla. Le conté mi aventura del día anterior, y lo bautizamos Juancho.

    En esos días Rody y Paula dormían en casa porque estaban plastificando los pisos de la suya. Mi nuera se mataba de risa viendo a esos dos aparatos de sus suegros buscando a Juancho cuando a éste le daba por sentirse libre de andar por ahí. Alfredo lo vio paradito sobre una partitura mientras él tocaba la guitarra, y Rody y Paula lo encontraron sobre la azucarera, cuando se llevaron el mate al dormitorio.
    Pero Alberto y yo, andábamos buscándolo por todas partes, sin saber que el señor andaba de visita en los dormitorios de los chicos.
    Felizmente, Juancho era mimoso, y de a ratos volvía a nosotros. Sobre el hombro de Alberto, sobre mi máquina de escribir eléctrica. Y de noche, a cantar.

    En esos meses tuvimos mucha suerte en muchas cosas. Se resolvieron todas las cuestiones que justificaban mis rezongos, las comisuras de los labios míos y de Alberto comenzaron a arquearse hacia arriba, Rody y Paula volvieron a su casa pintada a nuevo, Alfredo pudo comprarse audífonos, micrófonos, redoblante y cuerdas nuevas, yo había recuperado la línea, Alberto le hizo arreglos al auto, y Juancho nos seguía a todas partes.

    Pero una noche esperé en vano que comenzara a cantar. A la mañana Alberto lo esperó sobre su zapatilla, yo sobre mi máquina de escribir, pero nada. Lo buscamos por todas partes: debajo de la heladera, detrás del lavarropas, en cada maceta, en cada planta, lo llamábamos por su nombre y hasta nos hubiéramos resignado a encontrarlo quietecito para siempre. Habíamos creído que podíamos tenerlo aún varios meses más con nosotros, pero seguramente cometimos un error en el tiempo calculado, y aunque esto era triste, ya estábamos intuyendo la verdad.

    Nunca supimos por qué nos visitó. Por qué eligió caer sobre mi ataché como una flecha de diamantes verdes, adoptándonos como si nos conociera desde siempre.
    Nunca supimos si nos abandonó, si se murió, o si Dios nos lo prestó unos meses para que resolviera nuestras miserables cuestiones terrenales. Nunca lo supimos.

    Acaso, en el misterioso mundo de los grillos, sea común esa cosa de visitar a los humanos de tanto en tanto, para recordarles que lo único no perecedero, es intangible como la amistad o el amor, y que todo lo otro sólo anda de paso, como un humano, como un insecto.
  1. ¿Este tema te pareció interesante? Compártelo!

    ¿No es lo que buscabas? Intenta buscar un tema similar

    11 comentarios / 1651 Visitas

      • 536
      • mensajes
      • miembro desde
      • 29/09/07
    10/02/2010
    #2 Re: El amigo Juancho

    Iri (ya me acostumbres a llamarte así), primero que nada

    !!! FELIZ CUMPLEEEEE !!!

    Muy loca la historia, me parece increíble que le hayas prestado tanta atención a un insecto, que lo hayas disfrutado. Ovbiamente tenemos sensibilidades diferentes, cuando aparece uno en casa lo piso para que no rompa de noche.
    !! Prometo no hacerlo mas a ver si me pasa lo mismo que a vos !!
    Un gusto reencontrate

    PD: la frase de tu firma es una masssaaa

      • 1,769
      • mensajes
      • miembro desde
      • 11/06/08
    10/02/2010
    #3 Re: El amigo Juancho

    ¡Iriiii! ¡¡¡¡Feliz cumpleeee!!!! Miro la edad que tenés y a veces pienso si voy a llegar siquiera a la mitad, jaja (con lo que fumo, lo veo complicado); pero, en fin, c´est la vie. Y ya poniéndonme serio, me alegra muchísimo y me reconforta saber que estás siempre acompañándonos, leyéndonos, dándonos consejos; no te das idea el valor que tienen para mi tus palabras; la sabiduría no sólo la dan los años, sino que vienen acompañadas por las justas vivencias, y en vos se nota que tuviste que vivir las de cal y las de arena para ser quien y como sos. Es muy grato y valioso contar con tu palabra. Otra vez, ¡feliz cumple!, pasala bárbaro, disfrutalo y gracias.

    Ah, ¡hablando del grillo! ¿Vos sabés que anoche -fijate en Frases sueltas- conté que no podía dormir porque un grillo me estaba chiflando entre las plantitas del balcón? Ay, ese Pepe que lo tiró, abría yo la puerta para buscarlo y se callaba; la cerraba y volvía a empezar. Fue incesante, y habrá cantado hasta las tantas horas de la mañana. A este , más que Juancho le voy a poner Torquemada, jajaja.

    Saludos

      • 1,838
      • mensajes
      • miembro desde
      • 10/12/07
    10/02/2010
    #4 Re: El amigo Juancho

    Conozco el cuento de Juancho desde aquella ronda de ensalada en lo que subiste, en 2007 por ahí ¿no? jaja. Tengo memoria de los cuentos que todos subieron, pero sobre todo de los mas lindos, y éste es uno de ellos. Aquella fue un ronda muy linda, si no me equivoco, era fantástico? o ¿infantil?

    Feliz Cumple Iri, en el Club te deje mis saludos más explayados jaja.

      • 3,603
      • mensajes
      • miembro desde
      • 09/05/07
    10/02/2010
    #5 Re: El amigo Juancho

    Olga! Feliz cumple! En cualquier momento te mando un mail; estoy esperando que se me suban un poco las comisuras de los labios. Mi hijo me dijo que soy negativa, así que no quiero tirar mala onda (Pero sí darle un buen pisotón a él, a ver si le duele algo y se pone un poco más comprensivo ) En realidad me haría falta encontrarme un Juancho, pero no, yo sólo encuentro hormigas y las otras que prefiero no nombrar. Supongo que ninguna de esos insectos trae suerte
    Bueno, "pum para arriba" como dice una amiga del barrio, que bella es la vida, y que los cumplas muy feliz (ésto último si va en serio y de corazón).
    Un abrazo

    • rossiangela
      Invitado
    10/02/2010
    #6 Re: El amigo Juancho

    Olga, Iride, para siempre, feliz cumple. En el día de tu cumpleaños vos nos regalas una historia hermosisima, que te agradezco. Es bueno tener las comisuras de los labios para arriba. Y vos las tenés, por eso sos terriblemente joven. Un abrazo, amiga del alma
    Ángela

      • 1,054
      • mensajes
      • miembro desde
      • 24/04/09
    10/02/2010
    #7 Re: El amigo Juancho

    Muy bella historia Olga! Qué la pases genial en este día tan especial! Feliz cumple!!

      • 799
      • mensajes
      • miembro desde
      • 20/04/06
    10/02/2010
    #8 Re: El amigo Juancho

    Feliz cumple Iride, una verdadera veterana en esto de los talleres y escribir. Salutaciones a la abeja reina de psicofxp (ya que estamos con los bichitos).

      • 2,035
      • mensajes
      • miembro desde
      • 26/10/09
    10/02/2010
    #9 Re: El amigo Juancho

    Iride ¡¡¡¡Feliz cumple!!! Y los grillos son de los pocos insectos amigueros, los demás nos huyen, pero ellos mantienen la distancia. Me pregunto si percibirán vibraciones que nosotros no, me parece razonable, ya que su mundo es de vibraciones sonoras. Capaz que encontró armonía y estaba cómodo. Como sea, es bueno seguir vibrando y haciendo vibrar como vos lo haces.

      • 730
      • mensajes
      • miembro desde
      • 01/08/08
    11/02/2010
    #10 Re: El amigo Juancho
    GRACIAS A TODAS Y TODOS!!!!!!!
    PABLO: no lo pises, vos hablaaaaleee, haceme caso muy lindo encontrarte aquí
    DANI: yo también fumo, poquito pero todos los días, pero si podés dejar, mejor. Coraje! Con respecto al grillo, enseguida pasaré por el club que nunca tengo tiempo: jeje, se callaba cuando vos te acercabas, es grillo pero no es tonto! Saludos a Torquemada!
    FLEURR: gracias! sé que es viejo el cuentito, pero fue increíble la experiencia y tengo testigos jajaja Ahora voy a Frases y me leo las últimas hojas aunque sea
    ANA jajaja, no le pegues al pobre chico! bueno, pero sólo un chirlo, porque cuando no están los extrañamos. Hay una cancion que dice "Tirá, tirá para arriba tirá... no importa, vos, tirá" Gracias por el saludo
    ANGELA un abrazo grandote para la autora de las putas tristes y gracias
    ETERNAUTA, me alegra que te gustara. Lo real parece cosa de locos, a veces.Gracias
    THEMANOFTHEMASK Gracias, me gustó lo de abeja reina, alguna vez las crié agrandando las celdas, pero mamá por suerte me prohibió el novio y la apicultura
    HACMAE después de mi experiencia te aseguro que sí perciben vibraciones, si se fue a escuchar a Alfredo que tocaba la guitarra! Me gustó lo que ponés acerca de los grillos, en este mundo en que todo vibra (¿no es un principio?) Nos compartimos vibrando. Gracias por tus palabras
12 Último
IR ARRIBA